Partiremos de Torla para dirigirnos hacia la Sierra de las Cutas. Importante ascenso por la Ermita de Santa Ana, y por un bonito sendero que nos lleva a disfrutar de la espectacular vista desde lo alto de estos miradores de todo el Valle de Ordesa, que recorreremos paralelamente pudiendo deleitarnos en cada uno de los numerosos miradores que tendremos a mano.

Podremos ver desde los numerosos picos de más de 3000 metros como Taillón, Casco, Marboré, Cilindro, Monte Perdido, Añisclo y Punta de las Olas, como lugares tan singulares y bellos como la Brecha de Rolando, las Gradas de Soaso, la cascada y el valle de Cotatuero, etc.

Una vez disfrutado el camino descenderemos bien por pista bien por senda a Nerín, donde nos espera un merecido descanso.

En esta etapa también podemos, si nos sobran fuerzas, desviarnos al final de la misma a ver el Cañón de Añisclo desde las alturas.

This slideshow requires JavaScript.