Etapa dura y de fuerte ascenso. Veremos los grandes contrastes entre los pueblos del valle (Fiscal), habitados, los recientemente ocupados, como Bergua, con las calles todavía sin arreglar pero con vida en sus casas, y los completamente abandonados a su suerte, como Escartín y Otal.